La Habitación de Van Gogh

De Arte

Antes de empezar a escribir un poco sobre esta pintura, quiero emprender un valor, o más que valor, una cultura que desgraciadamente en México no existe. Les quiero pedir que vean la pintura, la analicen, visualicen cada uno de los detalles, etc... Así que toda suya:


Espero que hayan visto la pintura y se preguntarán ¿por qué comencé así esta entrada? la respuesta es muy sencilla. Desgraciadamente nostros nos los mexicanos nos caracterizamos por no ir a los museos y cuando vamos los recorremos en tiempo récord, a qué me refieron con tiempo récord, es cuando pasas las diferentes salas del museo sin apreciar como se debe, sólo vieno y no observando. Esto ya es una característica, no me creen, cuando tengan la oportunidad de platicar con alguien extranjero, pregunténle como son los mexicanos y verán los que les responderá.

Espero ser yo quién empieze esta pequeña cultura de saber apreciar las obras de arte y meterse en la pintura para saber qué es lo que el autor nos quiso decir. Bien, una vez aclarado ese punto, ahora si podré comenzar con este maravilloso viernes de arte; que por cierto, no había tenido la oportunidad de postear hace tiempo por falta de tiempo y por falta de imaginación, pero bueno eso ya pasó y ahora si vamos a seguir con este viernes.

La pintura que está arriba se llama La Habitación de Van Gogh o bueno así es como la presentan algunos estudiosos del arte mundial. Como podrán ver es un cuarto muy pequeño el cual no tiene muchas cosas, sólo lo necesario para vivir. En la pintura podemos ver dos sillas, una mesa con una jarra y un vaso; algunos cuadros y bocetos, la cama y ropa colgada. Esto nos indica que Van Gogh no tenía una vida muy plena y nada fácil.

Se dice que él llegó a esta habitación después de pelearse con otro pintor, si así es también cuenta que Van Gogh tenía preferencia hacia los hombres. Van Gogh vivía en una depresión total, por eso no se veía un cuarto muy arreglado y de tanta tristeza que lo invadía, se dice que él mismo se cortó la oreja, esa escena tan famosa que todos conocen pero que muy pocos saben el porqué de la situación.

En realidad no hay que saber mucho de pinturas ni de arte, como para ver que la pintura es triste (a menos a mi me parece que si) y que no tenía algo definido en la vida. Cuando me pongo a ver ese cuadro, me encuentro con una soledad, con tristes escenas, con una amargura total; a lo mejor estoy equivocado, pero es lo que me hace sentir esa pintura, no sé si a ustedes les hace sentir lo mismo.

A pensar de que tiene muchos colores, o al menos llamativos, ese cuarto sigue estando muy solo y triste (creo que estoy siendo muy repetitivo en las palabras pero no hay otra manera de calificarlo). No obstante, las cualidades de este autor son infinitas por las grandes obras que nos ha mostrado, claro que como muchos otros, se hizo famoso hasta su muerte. Cuenta la historia que cuando él estaba vivo, nadie conocía sus obras, nadie estaba interesado en comprar alguna, pero cuando murió las cosas cambiaron radicalmente. Así fue la historia fe Van Gogh, un hombre solo, pero ni él se hubiera imaginado la fama que llegaría a tener después de muerto, hubiera sido bastante reconfortante para Vincent Van Gogh.

Imagen obtenida de imakinaruim.net

Erick Morales Paniagua

2 comentarios:

Quike | 7 de agosto de 2009, 16:30

Van Gogh no sólo es uno de mis pintores favoritos, si no que es uno de mis artistas favoritos al lado de otro grande como Beethoven.
Siempre me gustó su estilo, pero sobre todo, la pasión que impregnó en todas y cada una de sus creaciones. Además, el conocer el dramatismo de su vida; y el sentimiento romántico de que logró su sueño aunque ya muerto; siempre serán ingredientes que hagan que me sorprenda y admire a un hombre cono Vincent.
¡Excelente entrada!

Anónimo | 3 de octubre de 2009, 12:31

amo esa pintura

Publicar un comentario